jueves, 7 de octubre de 2010

Límites





Fotografía tomada de imagenes google.com

Un muro que carece de límites
que provoca e incita
a querer ir mas allá del horizonte
Motiva a querer escalar montañas, picos y montes,
a navegar por los siete mares,
a viajar por universos, galaxias 
y entre estrellas y luceros descansar.
Una muralla que no doblega
el espíritu  de un pueblo sediento de paz y bienestar,
Un muro lejos de proteger a una nación
el mismo se transforma en agente de dolor y amargura,
es egoísta, impertinente, incitador de contiendas y es
a su vez  el vía crucis de aquellos que los transgreden,
redime el espíritu y el alma de aquellos
en sus limites han muerto,  de los vivos que lo logran
y hoy día pueden contar su hazaña siendo de esta manera
los maestros para todos aquellos que hoy en día sueñan
darles a sus hijos una vida mejor. 

No hay límites que aprisionen al hombre y su esencia
de libertad , de explorar , de vivir, de expresar,
no hay paredes, murallas, muros, cadenas o barrotes
que coarten al hombre y su simiente,
detengan su pensamiento ni siquiera esos muros
que se levantan  a cada momento
y no lo podemos ver,  lo percibimos,
sufrimos las consecuencias  y ahí esta 
la mirada del desprecio, la humillación, el discrimen,
ahí están aquellos que se creen mejor que otros.


Tal vez no choquemos con ella
mas su peso atropella diariamente
humilla y despoja de eso
que se llama humanidad
Sin distinción de raza, credo, color,
niños, niñas, mujeres, hombres,
abuelas, abuelos,
personas como tu, como yo
sufren el egoísmo de pocos, dolor de muchos...
y continúan los salarios humillantes en pleno siglo 20
y continúan los atropellos  y el poder adueñándose
de cada región que sus recursos naturales
hoy en día son su propia condena .
Sus vidas  resumidas en un mesa redonda,
donde fríamente se discuten o  mejor dicho se pelean
los territorios, sus recursos , sus tesoros.
Mientras mas límites, mas rebeldía, mas crimen,
donde se lucran los que tienen la llave del poder,
el criminal legal, el asesino adornado campea por su respeto.


Aun así  existen  hombres necios y en su egocentrismo 
su vanidad, ambición y discrimen
con sus acciones construyen muros,
para su propia desdicha,
su propia desgracia
una muralla donde se ha de escribir
nuestra historia , con cada gota de sangre
inocentemente derramada,  cada lagrima, cada sequía
en el desierto mas también se escribirá la historia 
de las proezas, los triunfos,  las bondades , la solidaridad
de  aquellos que logren las murallas derrumbar.





26 de enero del año 2006